1579

{ENTREVISTAS}

Belin, la inspiración del spray y la entente del cubismo y el graffiti

El artista urbano expone su obras postneocubistas en la Sala Joven de Ibercaja en Zaragoza

Cuenta Belin que el Postneocubismo nació como corriente artística por casualidad. Fue en febrero del año 2016, y como surgen los acontecimientos más interesantes, ocurrió entre amigos, en una taberna de Málaga, mientras participaba en una actividad solidaria en la que le pidieron que pintara un mural. Encontrándose en la ciudad en se encontraban, su mujer sugirio que se inspirara en alguna obra de Picasso, para crear algo desde su estilo. Aquella obra aún no se denominó Postneocubismo, aquel mural fue, quizá, el primer paso. Lo que si certificó Belín -Miguel Ángel Belinchón, (Linares, 1979)- es que disfrutaba más que con el realismo, en el que trabajaba en ese momento. Belín fue desarrollando su técnica primero en Bélgica y después en Puerto Rico, donde asegura, que rompió con todos su temores. El cubismo es su referente y ahora juega en su proceso creativo en conexión al Realismo y el Grafiti.

 

Belin ha conseguido, gracias a su técnica única y depurada, llevar el spray un paso más allá, traspasando los muros de las calles para colarse en en las galerías de arte y las paredes de importantes coleccionistas a lo largo y ancho del planeta. Ahora, la Sala de Exposiciones del Espacio Joven de Ibercaja en Zaragoza acoge la muestra 'Todos mis caminos conducen al arte', que acoge 26 obras del artista, más una más realizada en vivo en la sala. 

 

Belin rompe, a través de su creatividad, las barreras y prejuicios del arte urbano más puro. La obra de Belin ha evolucionado de estilo con el paso del tiempo, desde sus inicios marcados por el grafiti, pasando por el Hiperrealismo, el Surrealismo e incluso el Impresionismo hasta llegar al PostNeoCubismo, fusión entre Cubismo, Realismo y grafiti, en homenaje a sus orígenes y al maestro malagueño Pablo Picasso, que durante años le ha servido de inspiración.

La exposición muestra dos etapas de la pintura de Belin, conocidas como PostNeoCubismo y One Line. Esta última abraza un Expresionismo "contenido -describe el catálogo de la muestra-, realizado de un solo trazo, evidenciando la grandísima habilidad de Belin, que usando pocas líneas esenciales consigue que éstas cobren vida propia".

 

Belin es un artista autodidacta, "cuyo genio es innato, deja su alma en cada obra". Belín es uno de los artistas urbanos con mayor reconocimiento en Europa y trabaja en diferentes países del mundo. En 'Todos mis caminos conducen al arte'pueden disfrutarse autorretratos y retratos de su entorno más cercano, como su mujer, su hija y otros familiares y amigos. Retratos realizados a través de partes del rostro, como sus ojos o su boca, que se combinan con trazos más abstractos, logrando una composición Postneocubista. También presente obras reallizadas en sus viajes por diferentes partes del mundo, con trabajos en spray, óleo, acrílico y técnica mixta sobre tabla, lienzo, papel o cartón. 

Para la obra realizada en el Espacio Joven Ibercaja, Belín se inspiró en una litografía de Miquel Barceló, mientras que el modelo fue su padre, del que utilizó partes concretas de su rostro. En su proceso creativo, el artista recurre en muchas de sus obras a retratos de la gente que le rodea, así como al autorretrato, porque le sirven para experimentar y propponer transformaciones, para continuar evolucionando en su trabajo./SPOONFUL

 

*Hasta el 14 de marzo.

 

*...y más obras de Belín...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar