1604

{TENDENCIAS / TENDENCIAS}

Cristalería cervecera, cada oveja con su pareja

Uno de los detalles más importantes, y posiblemente a los que menos atención se presta, a la hora de tomar una cerveza es la elección del vaso o copa en la que debemos tomarla. Por desgracia hay muchos factores que influyen negativamente a la hora de llevar a cabo esta elección, por ejemplo la gran variedad de cristalería que existe y la dificultad de poder disponer de ella en nuestras casas o de poder encontrarla disponible en los locales de hostelería, ya sean especializados o no. Si son especializados quizás tengamos suerte y podamos encontrarnos que nos sirven la cerveza seleccionada en su vaso o copa correspondiente pero como bien digo es algo muy difícil simplemente por razones logísticas y también económicas, supone una inversión de dinero y espacio que no todos están dispuestos a asumir.

 

Sin embargo hay países, indudablemente con mayor tradición cervecera que el nuestro, donde este aspecto se cuida y lleva a cabo. En Bélgica hay muchos locales cerveceros que disponen de una variada cristalería donde servir cada estilo de cerveza en su copa adecuada.  Aquí lo más habitual es que los locales dispongan de vasos de pinta, tipo Nonic o Shaker, quizás alguna jarra alemana tipo Seidel y con un poco de suerte algún vaso tipo Weizen o Pilsen. Esto no quiere decir que no haya locales especializados con mayor variedad de cristalería pero de momento no es lo más habitual. 

 

Donde sí deberíamos prestar atención es en la limpieza del vaso o copa en la que nos están sirviendo la cerveza, lo ideal, y para evitar que la copa tenga restos de jabón o incluso polvo, es pasarla previamente por el lava copas del tirador o cañero antes de servir la cerveza, con este simple gesto nos aseguraremos que nuestro vaso esté limpio. Otra de las cosas importantes que debemos tener en cuenta es la cada vez más extendida costumbre de servir la cerveza en vasos o copas congeladas, esto sinceramente es muy poco higiénico y desde luego hará que la cerveza esté bien fría pero los aromas y sabores de la misma quedarán completamente tapados por la baja temperatura. Lo ideal es que si el local dispone de vasos o copas heladas pregunte al cliente antes de servir la cerveza si desea que se la sirvan en ese tipo de vaso y que sea el cliente quien lo decida.

 

La verdad es que esto de la cristalería puede parecer un poco exagerado o incluso un capricho cervecero pero más allá de todo esto tiene su lógica y su por qué. Los vasos y las copas, ya sea para cerveza o para cualquier otra bebida, están diseñados para que podamos disfrutar de su contenido en unas condiciones plenas organolépticamente hablando. Desde el aroma y su sabor hasta la forma en la que introducimos el trago en la boca, o incluso la manera de agarrar el vaso, todo está milimétricamente pensado.

 

Al igual que en la inmensa mayoría de locales nos sirven siempre el café en sus tazas correspondientes, el vino en sus copas correspondientes y el champagne en las suyas propias, debería ser igual con cada estilo de cerveza. Algunas marcas ya regalan su vaso o copa correspondiente al estilo con algunos packs de cerveza, y no se trata de hacer algo llamativo, sino algo más bien funcional. Nos están diciendo que esa es su cerveza y que ese es el vaso o copa donde mejor vas a poder disfrutar de ella.

 

Algunas de las razones más importantes que se deben tener en cuenta a la hora de elaborar o seleccionar un vaso o copa adecuado a cada estilo de cerveza son estas:

 

- Que en función de su forma, tamaño y capacidad nos permita resaltar las cualidades organolépticas de la cerveza (olor, sabor, color), así como la espuma que se genera al servirla.

 

- Que disponga de un vástago que evite que el calor de la mano caliente la cerveza.

 

- Que puedan reflejar  tradiciones nacionales o la legislación relativa a las medidas de servicio. En Gran Bretaña las pintas deben tener una medida mínima y de obligado cumplimiento por ley.

 

- Que sean prácticas a la hora de almacenarlas, apilarlas y lavarlas para evitar roturas.

 

- Que puedan ser concebidas para fines comerciales.

 

El de la cristalería cervecera es un mundo amplio y muy particular que a continuación vamos a detallar y a tratar de demostrar su importancia pero a modo de resumen podríamos decir que las cervezas de fermentación alta (ALE) se sirven en vasos o copas anchos para apreciar mejor los aromas más complejos que este tipo de cervezas desarrollan y para las cervezas de fermentación baja (LAGER) se emplean vasos más delgados y alargados que favorecen su efervescencia, la retención de espuma y la ascensión de las burbujas.

 

También es importante tener en cuenta la diferencia entre cristal y vidrio, ya que no es lo mismo. Las copas o vasos de cristal son por norma general mucho más finos que los de vidrio, lo que influye notablemente en nuestra sensación en boca cuando tocamos el borde de la copa o vaso con nuestros labios, la sensación es mucho más agradable. Otra de las diferencias es el peso, las de cristal son mucho más ligeras, y la conservación de la temperatura, ya que en las copas de cristal la temperatura al servir la cerveza se puede elevar unos 2 grados mientras que en las de vidrio oscila entre 4 y 6 grados.

 

Tipos de vaso o copas


Pinta

Los vasos de pinta son posiblemente los más empleados en la hostelería y sobretodo en los pubs ingleses e irlandeses. Se fabrican en dos tamaños, para pintas y medias pintas. Tanto en versión imperial (1 pinta = 568 ml) como americana (1 pinta = 473 ml). Su forma de cono invertido, con mayor ensanchamiento en la parte superior, permite la retención y formación de espuma más cremosa. Hay tres versiones de este vaso:

   - La pinta irlandesa. Mundialmente famosa como el vaso Guinness que además de para esta cerveza y estilo también se emplea en cervezas Dry Stout, Foreign Stout o Irish Ale.

   - La pinta inglesa o vaso Nonic. Posiblemente el más conocido y visto y que se emplea en cervezas english Bitter, English Pale Ale, Blonde, Amber y Golden Ale, Belgian White, Belgian Pale y Brown Ale, American Pale y Brown Ale, Foreign Stout, English Porter, Black IPA. En Alemania se denomina vaso Becker.

   - La pinta americana o Shaker.  Igual que el Nonic pero con un toque “americano”, se emplea para el mismo tipo de cervezas que el anterior.

 

Jarras


Las jarras son también muy conocidas y populares, sobretodo en Alemania y República Checa. Su capacidad oscila entre los 25cl de las más pequeñas hasta algunas por encima del litro de capacidad. Suelen ser robustas y de vidrio, para hacerlas más resistentes. Disponen de un asa para evitar que el calor de la mano atempere la cerveza y están pensadas para cervezas suaves y refrescantes que se beben en mayor volumen. Hay también tres versiones muy comunes:

   - Jarra clásica o Mug. En Alemania y Austria se le suele denominar Mass o Maß. Son ideales para cervezas tipo lager como las Oktoberfest , Märzen, Vienna, Schwarzbier o Munich Dunkel.

   - Jarra Seidel o alemana. Para el mismo tipo de cervezas.

   - Jarra Stein o de cerámica. Estas jarras suelen tener una tapa cuyo uso se remonta a la época de la peste negra donde se empleaban para evitar que las moscas cayeran dentro de la cerveza.

 

Copas:

   - Copa Caliz o Trappist. Copa de boca ancha, gruesa y con una buena base. Recomendada para cervezas intensas y aromáticas, ya que los aromas principales aparecen sobre la superficie y esta permite una rápida oxigenación, evitando así concentración de aromas secundarios. Se emplea en estilos como la Belgian IPA, Belgian Strong Dark Ale, Berliner Weissbier, Dubbel, Quadrupel (Quad), Tripel.

   - Copa globo o Snifter. Es la típica copa de coñac de toda la vida, su gran ensanchamiento interior (casi esférico) y su boca más estrecha permiten atrapar y retener los aromas primarios de la cerveza, sobre todo en cervezas intensas, complejas y de mayor cuerpo. Esta copa permite que se pueda agitar generando pequeños remolinos que darán salida a aromas menos complejos y más volátiles. Ideal en cervezas tipo American Strong Ale, American Barley Wine, Dunkler Bock, Eisbock, Foreign Stout, Imperial Stout, Strong Porter, Mead, Old Ale, Sour Red/Brown y Stout.

   - Copa Flauta. La copa de champán también cede paso a las cervezas, sobre todo para cervezas con una alta carbonatación ya que su diseño ayuda a mantener la espuma y una carbonatación más activa. Al ser estrecha y alargada permite apreciar los aromas de forma más intensa y concentrada. Ideal en cervezas tipo American Wild Ale, Bière de Champagne / Bière Brut, Bock, Czech Pilsener, Dortmunder / Export Lager, Eisbock, Euro Strong Lager, Faro, Flanders Oud Bruin, Flanders Red Ale, German Pilsener, Gueuze, Lambic – Fruit, Lambic – Unblended, Maibock / Helles Bock, Munich Dunkel Lager, Munich Helles Lager, Schwarzbier, Vienna Lager, Weizenbock.

   - Copa Pilsen y Vaso Pilsen. Muy similar a la copa flauta pero menos cerrada en boca y con un tallo o agarre más corto. En el caso del vaso es igual pero no lleva tallo, directamente acaba en una base de apoyo. Para cervezas tipo Pilsener, Strong Pale Lager, Imperial Pils, Altbier, Kölsch.

   - Copa Pokal. Muy parecida a la copa Pilsen, quizás a medio camino entre esta copa y un vaso Shaker. Con un ensanchamiento delgado y cónico en la parte superior, con forma de trompeta, que no deja escapar la carbonatación y se aprecian así mejor la claridad y los colores de una Pils. Se emplea en cervezas alemanas estilo Bock como la Heller Bock o Maibock, Eisbock y Dunklerbock.

   - Copa Thistle. Su forma recuerda al cardo símbolo de Escocia y se recomienda para cervezas como las Scotch Ale, Scottish Ale o Belgian Ale.

   - Copa Tulipa o Tulip. Es una copa que sirve tanto para cervezas intensas y muy aromáticas como para cervezas afrutadas. Es la copa típica en la que se sirven cervezas muy tostadas con poco amargor y alta graduación alcohólica. Como las Strong Pale Ale, IPA, Biere de Garde, Lambic o Belgian Strong Dark.

 

Vasos


- Vaso Stange o de tubo. Vaso alemán, fino y estrecho. Ideal para cervezas lager, conserva bien la adherencia de la espuma y ayuda a concentrar los aromas. Ideal para estilos tipo Altbier, Bock, Czech Pilsener, Faro, Gose, Gueuze, Kölsch, Lambic – Fruit, Lambic – Unblended, Rauchbier, Rye Beer.

 

- Vaso Weizen. Este es el típico vaso alemán para las cervezas de trigo. Por lo general tiene una capacidad de 500ml aunque en algunos países como Bélgica puede ser de 250 ml o 330 ml. Su forma le da un gran volumen a la espuma y permite poder disfrutar de los aromas a banana y fenólicos (clavo de especia) propios del estilo. Recomendado en estilos American Dark, Wheat Ale, American Pale Wheat Ale, Belgian Witbier, Dunkelweizen, Gose, Hefeweizen, Kristalweizen o Weizenbock.

   - Vaso Hoegaarden. Es un vaso utilizado para la cerveza de trigo belga Hoegaarden. Presenta un fondo estrecho grueso y una boca ancha y gruesa también.

   - Vaso IPA. Creado por la empresa Spiegelau en colaboración con las cervecerías artesanales estadounidenses Dogfish Head y Sierra Nevada. Su peculiaridad es la forma ergonómica de la parte inferior, que le hace ideal para degustar cualquier estilo IPA.

 

Espaciales

   - Copa Teku. Es un diseño de la microcervecera italiana Baladin, obra de Teo Musso y Lorenzo Davobe (alias Kuaska), de ahí el nombre de la copa, TE de Teo y KU de Kuaska. Especialmente creada para catar cervezas muy florales y de alta graduación. Se la considera como la copa ideal de cata para cualquier cerveza.

- Copa Kwak. Es una copa especialmente hecha por esta marca y que recuerda a una especie de probeta de laboratorio que se sujeta en un soporte de madera que, según algunos, es el asa por donde debemos cogerla para beber, aunque otros dicen que no debe beberse así sino que se debe coger la copa, beber  un sorbo y colocarla de nuevo en la estructura. En esta copa si que hay mucho de marketing también.

 

Como veis amplio y variado mundo este de la cristalería para cervezas. Como ya hemos dicho al principio del artículo será muy difícil que encontremos un sitio donde nos sirvan cada cerveza en su vaso o copa más idónea o donde al menos podamos elegir entre una pequeña variedad, pero lo importante es que tengamos todo esto en cuenta y conozcamos un poco más de información al respecto, al fin y al cabo esto forma parte de esa cultura cervecera que tanto nos gusta y que queremos ver cada vez más extendida. ¡Salud! /Unai López desde 'Del grano a la copa'

Suscripción a la Newsletter Enviar