2604

{ENTREVISTAS}

'Algo está cambiando en la recuperación de los barrios de bodegas gracias a la implicación de todos agentes'

Villamediana de Iregua acogió el IV Congreso Internacional de Barrios de Bodegas

Villamediana de Iregua (La Rioja) acogió los día 17 y 18 de noviembre el IV Congreso Internacional de Barrios de Bodegas, organizado por el CEIP-Rural en colaboración con el Ayuntamiento de la municipio anfitrión. La alcaldesa de Villamediana, Ana Belén Martínez, abrió el certamen resaltando "“la oportunidad patrimonial, turística y de creación de actividad económica que implica revitalizar los barrios de bodegas para los municipios que los acogen" y reiteró que "actuar en estos espacios es una inversión no un gasto”. Martínez recordó que “el barrio de bodegas de Villamediana cuenta con cuatro siglos de Historia; siglo tras siglo la relación del municipio con la actividad vitivinícola implicó el crecimiento demográfico de Villamediana”. La alcaldesa villametrense subrayó la relevancia que hoy adquiere “cultural, históricamente y también desde una perspectiva turística, económica y de creación de empleo la rehabilitación de los barrios de bodegas”. La alcaldesa ha precisado que “estamos hablando de infraestructuras singulares y estamos en la obligación de respetar la Historia de estos edificios desde una política de sostenibilidad, de alguna manera así fueron concebidos y así deberíamos recuperarlos”.

 

A lo largo del Congreso se abordó el valor añadido de los recursos rurales, la creación de la bodega a partir del patrimonio subterrñeneo -el caso de Dominio de Pidio-, suelos transpirables como solución vital, la recuperación del barrio de bodegas de Alberite: complegidad y necesidad, lo que aporta un calado y lo que podría llegar a aportar, 'Mi tío me ha dejado un calado en herencia, ¿Tengo motivos para alegrarme?, la plataforma de venta de calados, el 'Patrimonio cultural nos enriquece a todos', 'El caso del Barrio de Bodegas de Villamediana', recuperación de calados bodega en La Rioja. Materiales y técnicas tradicionales, Vida y muerte de las cuevas en la obra de Francisco García Pavón, las bodegas subterráneas de Tomelloso, de supervivientes a principal recurso turístico, 'Bodegas subterránea de Tokay (Hungría) y apoyo de la UNESCO para impulso de enoturismo en los pueblos del vino, la influencia del río en el barrio de las bodegas de Oporto. Los asistentes al Congreso pudieron visitar los barrios de bodegas de Villamediana y Cordovín.

Tras las ponencias, el presidente de CEIP Rural, Daniel Osés, leyó las conclusiones, que fueron las siguientes: 

Los barrios de bodegas pueden llegar a aportar un valor muy significativo al entorno, al municipio donde están ubicados y a la actividad que en ellos se realizan.

 

Su origen vitivinícola puede ser recuperado para dotarles de actividad pero existen otras prácticas productivas y no productivas que se pueden realizar en estos espacios y mejorarían su valor. 

 

La arquitectura del vino siempre ha atraído un turismo de calidad, lo conocemos por los casos recientes, pero nos hemos olvidado de los calados como espacios singulares, irreplicables y muy originales como fotos de atracción cultural y turística. 

Las bodegas subterráneas son modelos eficientes y sostenibles y cuentan con unas condiciones fantásticas para elaborar vinos. 

 

Las condiciones y materiales con los que fueron construidos los calados se estudian ahora dentro de los modelos de sostenibilidad. 

 

A pesar de los problemas que entraña su recuperación y de los sucesivos pasos que requiere, hay que respetar y cumplir la secuencia de los mismos en el proceso de recuperación para evitar problemas futuros.

Los barrios de bodegas necesitan instrumentos paralelos para hacerse entender porque su ubicación subterránea está oculta, los centros de interpretación ayudarían a darlos a conocer a toda la sociedad.

 

Estos espacios trascienden la economía y tienen que ver con la identidad, la cultura y el patrimonio; no debemos permitir que se pierdan. 

 

Todos debemos ser responsables de las consecuencias de nuestros actos en los barrios de bodegas, propietarios, ayuntamientos…., la generosidad, la sensibilidad y la colaboración de todos son claves para la recuperación de estos espacios.  

 

Recuperar es volver a utilizar, cuando utilizamos este término debemos ser conscientes de todo su significado en el ámbito de los barrios y aplicarlo. 

 

Las cuevas han estado presentes en la vida cotidiana de las personas que habitaban sobre ellas, son una fuente muy rica de conocimientos etnográficos y como tal, inspiran historia, literatura, escenas y experiencias personales. 

 

Tenemos que poner en valor este patrimonio tan olvidado y que estamos perdiendo, concienciándonos del elemento diferenciador que supone para la regeneración y conservación de las zonas donde se encuentra

 

La regularización legal de un calado pasa por comprobar si está inscrito en Catastro, en el Registro de la Propiedad y si tienen Título de Propiedad.

 

Hay que cambiar la mentalidad con repecto a los barrios y pasar a verlos como oportunidades de desarrollo rural y cohesión social, para ello necesitamos la colaboración de todos: ayuntamiento, propietarios y ciudadanía en general.

 

Las consultas ciudadanas transmiten una alta demanda de apertura de los barrios para su uso cultural o reuniones asociativas.

 

Algo está cambiando en los barrios de bodegas gracias a la implicación de todos los agentes: ayuntamientos, propietarios y entidades, hay que aprovechar este movimiento y canalizarlo hacia la recuperación de estos espacios.

 

/SPOONFUL

 

 



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar