3187

{ENTREVISTAS}

'Las editoriales independientes se mueven lejos de lugares heterodoxos'

La escritora Marta Sanz ha protahonizado la apertura del I Encuentro de Editoriales Independientes

Marta Sanz (1967), escritora, crítica literaria y ganadora de los premios Ojo Crítico de Narrativa (2001), Cálamo (2013) y Herralde de Novela (2015), entre otros, ha protagonizado esta tarde la charla inaugural del I Encuentro de Editoriales Independiente

 

Este encuentro está organizado por el área de Escritura Creativa del Campus Valle de la Lengua y la Universidad de La Rioja y que se celebra hasta el domingo en San Millán de la Cogolla, enclave considerado “cuna del Español” y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

 

El encuentro ha sido inaugurado este viernes por Carlos Villar Flor, subdirector del área de escritura creativa en español del Valle de la Lengua, quien ha explicado que se enmarca en el objetivo de “fomentar la creación literaria en castellano e impulsar un santuario creativo desde la cuna del castellano, en el que autores en potencia puedan aprender de autores consagrados, no solo mediante la docencia formal y práctica, sino también mediante eventos singulares”.

 

Villar Flor ha destacado que el reto es “ayudar a decenas de personas que aspiran a abrazar la noble vocación de la escritura” y que en ese contexto se enmarca uno de los retos del área de escritura creativa en español del Valle de la Lengua: “La implantación de un máster de Creación Literaria que se convierta en un punto de referencia para muchos aspirantes a escritores”.

 

‘Perfil bajo: una narración sobre mi experiencia con Jorge Herralde, editor independiente’ ha sido el encabezamiento de la intervención de Sanz en el Salón de la Lengua del Monasterio de Yuso, cuna del castellano. La autora de más de una treintena de títulos entre los que destacan novelas como ‘Clavícula’ o ‘Farándula’ -ambas publicadas en Anagrama- ha adelantado en su intervención el primer capítulo de un libro, aún inédito, en el que detalla su experiencia como autora en una editorial independiente, como es Anagrama, de la mano de Jorge Herralde.

 

Marta Sanz ha apelado al amor por la literatura al iniciar un proyecto editorial. “No puede ser tan sólo un negocio -aseveró- y en el caso de Jorge Herralde siempre ha habido un enorme amor por la literatura”. La autora de ‘Amour fou’ ha apuntado los principios que entiende indispensables en la relación entre editor y autora -fundamentos que el editor debe aportar- y que ella ha encontrado en Herralde: “Confianza, experiencia y lucidez; son elementos esenciales”.

 

Son aspectos que plantea y propone a debate el I Encuentro de Editoriales Independientes. ¿Son las editoriales independientes una apuesta por la calidad literaria y la experimentación? ¿Se embarcan en descubrir nuevos talentos? ¿Representan las editoriales independientes la gran esperanza para que la literatura mantenga su carácter de arte de la palabra y no se convierta en un negocio más al servicio de las leyes del mercado?

 

Abierta la discusión, surge la pregunta: ¿Cuál es la misión o la visión que debe tener una editorial independiente? ¿Qué las hace únicas en comparación con los grandes grupos editoriales? Sanz ha indicado que, en su opinión, “el editor independiente debe velar por la excelencia desde los ámbitos político y literario”. En ese sentido la escritora ha recordado cómo “Jorge Herralde puso en pie su editorial Anagrama en los años más duros de la dictadura franquista; en 1967, publicando los primeros libros en 1969 y siempre ha mantenido ese criterio como editor.  Introdujo autores extranjeros y españoles que de otra forma nunca hubieran sido leídos. Hablo de Ávaro Pombo o Luis Goytisolo, por ejemplo”. La autora de ‘Lección de anatomía’ ha resaltado que las editoriales independientes “se mueven en zonas, que defino, como periféricas; lejos de los ámbitos más heterodoxos y de lo que conocemos como mercado; buscan nuevas maneras de mirar”. Marta Sanz ha reconocido el papel de entretenimiento que juega la lectura, pero al mismo tiempo, ha demandado “una literatura con capacidad de enriquecer a quién la lee; que aporta conocimiento y provoca que nos hagamos preguntas”.

 

La intervención de Sanz ha planteado diferentes cuestiones. ¿Existe una mayor calidad literaria o, al menos, más espacio para la experimentación en las editoriales literarias? ¿Ofrecen una mayor perspectiva por descubrir a nuevos talentos mientras que las grandes editoriales van más a lo seguro, al autor conocido? La escritora madrileña no ha generalizado. “Quizá haya un mayor espacio para una literatura y una lectura más espeleológica; en las editoriales independientes es más sencillo dejarse llevar por superficies deslizantes, están abiertas a descubrir nuevos escritores, nuevos talentos, aunque también es cierto que algunos grandes grupos editoriales cuentan con sellos dirigidos a este tipo de literatura periférica, como describía antes, y a publicar a nuevos autores”. Pero ¿Se puede publicar todo por el hecho de que un autor haya empleado muchas horas y mucho esfuerzo? “No”, la respuesta de Sanz ha sido categórica.

 

Marta Sanz ha compartido su percepción por la diferencia entre la estructura de un gran grupo editorial y una editorial independiente. “Sin duda la estructura es diferente; especialmente, en el contexto editorial del siglo XXI, en lo que respecta a la promoción y la distribución. Porque muy al contrario de lo que la gente cree a veces en las editoriales se leen los manuscritos que llegan”. Sanz lo ha confirmado como experiencia propia ya que durante un tiempo trabajó como lectora de una editorial, seleccionando las propuestas literarias que consideraba interesantes. “Mi experiencia se refiere a la selección de textos escritos por mujeres para la publicación de ‘El libro de la mujer fatal”. En el mismo sentido, ha valorado la presencia en las librerías y en sus escaparates de los títulos publicados por las editoriales independientes ante la masiva presencia de los grandes grupos editoriales. “Sin duda es una cuestión complicada, que se suma a las dificultades de distribución, pero también existen librerías que apuestan por los títulos de las editoriales independientes y logran la fidelidad de los lectores, ofreciendo una mayor visibilidad a los autores y a sus obras”.

 

En primera sesión del encuentro y tras la charla de Marta Sanz, se ha celebrado el primer panel de novedades de editoriales en el que han tomado la palabra Olga Martínez Dasi, de la Editora de Candaya y Phil Camino y Patricia Romero, editoras de La Huerta Grande./SPOONFUL



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar