1838

{ENTREVISTAS}

Javier Osés publica su cuarta novela 'El rombo mágico de La Rioja'

El escritor riojano presenta el libro el jueves, 7 de abril, en la librería Santos Ochoa

¿Sabía que San Millán de la Cogolla multiplicó el vino para apagar la sed de sus seguidores? ¿O que Santo Domingo de Silos ideó en Cañas, su pueblo natal, una fuente de la que manaba el fruto de la uva? ¿O que lo primero que hizo Santo Domingo de la Calzada cuando se estableció como eremita junto al río Oja fue plantar una viña? ¿O que cuando llegaron los romanos a La Rioja se encontraron con los caldos tan suculentos que ya para esas fechas elaboraba el pueblo autóctono de los berones? ¿O que el monasterio de Yuso fue el impulsor de nuestra actual Denominación de Origen? ¿O que los reyes de la Corte de Nájera hicieron grandes esfuerzos para extender el cultivo de la vid en la comarca? ¿O que Haro, la patria de San Felices, posee la mayor acumulación de bodegas centenarias del mundo? ¿O que los calados de la bodega Conde de los Andes, de Ollauri, con un kilómetro de longitud, son los más largos de España? ¿O…?

 

Estas y otras muchas curiosidades jalonan la nueva novela de Javier Osés, El rombo mágico de La Rioja, una obra que se puede adquirir en las principales librerías de La Rioja o a través de las más destacadas plataformas de venta on line, como Amazon o El Corte Inglés.

 

La novela arranca con dos palabras: La Rioja. Y concluye con las mismas dos. Y, entre medio, a lo largo de 35 capítulos, mucho, mucho riojanismo. "Y mucho amor al vino, al nuestro". Es así como el escritor riojano, después de unos paniaguados meses ensombrecidos por la pandemia, quiere invitar, a propios y extraños, a disfrutar de los placeres de la vida en esta tierra con los cinco sentidos. 

 

La Rioja, de Norte a Sur y de Este a Oeste, es una auténtica maravilla, pero Osés ha querido situar el relato en la zona que mejor conoce: el rombo que forman San Millán de la Cogolla, Nájera, Haro y Santo Domingo de la Calzada. En este reducido y prodigioso escenario nacieron las primeras palabras en castellano y el primer poeta en lengua española conocido, se fraguó el Camino de Santiago tal y como actualmente lo conocemos, existió una Corte que fue germen de los reinos que consolidaron España tras la expulsión de los musulmanes, abundaron los santos y los eremitas y se elabora uno de los vinos más festejados del planeta.

 

Y, por si faltara algo, en el centro de esta figura geométrica, en Cañas, la hija de los fundadores del convento cisterciense que allí existe y la cuarta abadesa del mismo, doña Urraca, permanece incorrupta casi ocho siglos después de haber sido enterrada en un hermoso sarcófago labrado en piedra.

 

Toda esta serie de circunstancias extraordinarias llevan a un siniestro personaje, al Condesito, a enterrar a su abuela en esta abadía para complacer así los deseos de esta mujer de convertirse en una leyenda; y no solo eso, sino que se plantea el objetivo de hacerse con todos los pueblos, bodegas y viñedos comprendidos dentro de este rombo para destruirlos y reservar así todo el protagonismo visual al templo donde reposan los restos de su antecesora. 

En medio de esta situación de auténtica psicosis, aparece en escena un sacristán del monasterio de Yuso, apodado Fray Vinajeras, que desde los cerros anima a los campesinos con sermones a que salgan de donde estén escondidos para seguir cultivando las viñas, que poco a poco se van llenando de conejos y de abandono.

 

La cuarta novela de Javier Osés

Después de publicar cientos de artículos en los medios impresos de La Rioja, de ser corresponsal del ABC y de dirigir en Vitoria El Periódico de Álava, el periodista y escritor Javier Osés, nacido en la localidad riojana de Villar de Torre, decidió dar el salto a la literatura.

 

Su primera novela, publicada en 2017, se titulaba 'El estudiante de San Millán enamorado' y era un canto a la belleza del castellano nacido en los monasterios de San Millán de la Cogolla, así como una declaración de amor a la mujer deseada y a los tiempos de libertad y de rebeldía ya idos. La segunda, 'Un millón de amigos', estaba inspirada en los abusos sexuales de un novicio sobre compañeros de estudios en un internado de Logroño en los últimos años del Franquismo. 

 

La tercera, 'La muchacha que silbaba cuando dejaba de llorar', relataba los intentos de un niño por dar muerte al rey, que simboliza el cáncer, para liberar así a su madre de tan terrible enfermedad. Y ésta que ahora presenta, 'El rombo mágico de La Rioja', trata de ser un homenaje a la tierra que le vio nacer, a sus gentes y a sus obras. Y, entre esas obras, y en primer lugar, el vino. Cómo no./SPOONFUL



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar