1703

{CULTURA / CINE}

'Una película documental es cine por derecho propio y, por lo tanto, debe apelar tanto a los sentidos como al cerebro'

Marie-Julie Dallaire presenta en el NIFF su documental sobre el poder de la música en el ser humano

'Big Giant Wave (Comme une vague)' es mucho más que un elegante documental sobre el poder que ejerce la música en el ser humano. La belleza onírica de sus sobrias imágenes, en blanco y negro, tienen el poder de provocar en el espectador una explosión de dopamina, que alcanza niveles de verdadero placer, al amalgamarse con su sublime banda sonora. Tras la cámara y el guion, Marie-Julie Dallaire, una cineasta quebequense que denota un exquisito pulso a la hora de generar emociones desde un lenguaje audiovisual y sonoro en el que no existen fronteras ni muros de contención. 

 

Esta fantástica pieza audiovisual ha sido seleccionada por el NIFF (Navarra Film Festival) para competir en la sección oficial de largometrajes a concurso, y desde Cine Québec, hemos querido conocer los entresijos de esta joya sensorial que se estrena el viernes, 19 de agosto, en el maravilloso entorno de la Catedral de Pamplona dentro de la programación del festival navarro. Marie-Julie Dallaire nos atiende desde Québec (Canadá) para ayudarnos a conocer las claves de esta 'Gran ola gigante'./Isabel Ribote


SPOONFUL.- ¿En qué momento decides llevar a cabo un homenaje al poder de la música, en qué te inspiraste para ponerlo en marcha?

Observando a un gran amante de la música disfrutar durante un concierto al que asistí me condujo a profundizar en la relación visceral que existe entre los humanos y la música. A partir de esta experiencia quise hacer una película que permitiera a los espectadores detenerse, por un momento, a reflexionar sobre el poder de la música en nuestras vidas, su omnipresencia y su enorme influencia en nosotros.

 

¿Por qué no existe una sociedad sin música? ¿Por qué se me pone la piel de gallina cuando escucho una pieza musical determinada? ¿Lágrimas, emoción? ¿Un sentimiento de profunda alegría? ¿plenitud? ¿Tristeza? ¿Por qué mi cuerpo se mueve instintivamente al ritmo? ¿Por qué a menudo escucho la misma música? ¿Por qué no puedo imaginar mi vida sin música?

 

¿Por qué esta cosa abstracta e inmaterial que es la música es tan vital como la comida, tan poderosa como el sexo, tan excitante como las drogas?

 

S.- ¿Cuáles fueron las claves para estructurar un tema tan extenso como universal que nos implica a todas y todos?

Antes de iniciar el rodaje de la película, observamos la esencial importancia de llevar a cabo una fase de desarrollo que, finalmente, duró más de 18 meses. Andrée Blais, socióloga, coguionista y productora, llevó a cabo durante todo este tiempo una profunda investigación, a nivel internacional, analizando los últimos estudios científicos sobre el poder de la música. Partiendo de dicha investigación y analizando los datos recopilados comenzamos a estructurar el rodaje.

 

S.- Patrick Watson, Osunlade, Stéphane Tétreault, Tiana Malone, Nathalie Fernando, Ezra Azmon, Tom Wilder, Ron Davis Alvarez, Gordon Hempton y Valorie N. Salimpoor son los protagonistas que nos guían durante esta exploración musical. ¿Cuáles fueron los motivos de la elección de estos profesionales?

El tema de la música nos llevó a conocer a seres humanos excepcionales con orígenes y horizontes muy diferentes, pero todos unidos por su relación visceral con la música. Cada uno de los protagonistas de 'Comme une vague' ha sido cuidadosamente elegido para encarnar los temas identificados por nuestra investigación fundamental, a saber:

 

1. la música y el cerebro – Valorie Salimpoor

2. la música y el cuerpo – Osunlade

3. música y voz – Patrick Watson

4. música sacra, virtuoso e instrumento – Stéphane Tétreault, su violonchelo Stradivarius y el luthier Tom Wilder

5. música y naturaleza – Gordon Hempton

6. guardando música – Ezra Azmon

7. Música omnipresente y original – Nathalie Fernando y los pigmeos

8. la música como herramienta de inclusión y cohesión social – Ron Davis Alvarez y la Dream Orchestra.

S.-La temática de Comme une vague es tan maravillosa e infinita que daría para mucho más metraje. ¿Te has planteado la posibilidad de seguir explorando este tema en nuevos trabajos, una serie, nuevas piezas documentales?

Podría pasar el resto de mi vida haciendo secuelas de 'Big Giant Wave' porque la música es un tema muy rico y hay muchos personajes fascinantes que podrían encarnar su poder ante la cámara. Después de más de 7 años pensando en este tema, ahora exploraré otras vías, pero no es imposible que algún día regrese a ello.

 

Una cosa es cierta, esta película ha sido un 'evento que ha cambiado mi vida' y mi forma de afrontar los rodajes. A partir de ahora, la música y el sonido van a tener una relevancia trascendental en mis trabajos, independientemente de su temática.

 

S.- Jean-Marc Vallée el maravilloso y desaparecido cineasta quebequense autor de piezas imprescindibles como C.R.A.Z.Y. o Café de flore respaldó este proyecto desde que se lo diste a conocer, asumiendo la producción ejecutiva. Vallée dijo de tu trabajo que “has inventado una hábil y armoniosa alquimia entre lo racional y lo inexplicable”. ¿Hasta qué punto potenció tu labor como cineasta una afirmación tan bella?

Este comentario de Jean-Marc me ayudó a ser consciente de lo que había conseguido. Hasta entonces, no me había percatado de su importancia, debido a la entrega total que desarrollé. Pensando en ello, con perspectiva, observo que resume perfectamente mi forma de trabajar.  

 

Siempre comienzo haciendo una investigación sólida, puesto que necesito dominar mi tema antes de poder hablar de ello. Una vez listo para poder ser traducido a imágenes y sonidos, me pregunto cuál sería el mejor enfoque cinematográfico, cómo brindar al espectador una experiencia sensorial con la materia prima que he recopilado. A partir de ahí, la fase de desarrollo, la asumo de una manera muy racional, con elecciones formales y sin perder la cordura. La siguiente fase la afronto de una forma más libre, dejando espacio al instinto y a las emociones, observando las emociones que van surgiendo durante el rodaje y la edición del material.

 

En mi opinión, una película documental es cine por derecho propio y, por lo tanto, debe apelar tanto a los sentidos como al cerebro. Me acerco al cine asumiéndolo como una experiencia que persigue emocionar a los espectadores. ¡Un poco como un concierto después de todo!

 

S.- ¿Qué es la música para Marie-Julie Dallaire?

La música para mí es algo que me hubiera gustado hacer. ¡Mi sueño era convertirme en cantante, pero es bueno para la humanidad que haya elegido hacer otra cosa! 😉 La música es algo que utilizo para calmarme o, por el contrario, para estimularme. Me gusta sentir nostalgia del pasado a través de la música, de la misma manera que otras veces disfruto descubriendo cosas nuevas. La música para mí es una gran fuente de inspiración. Cuando escribo, puedo escuchar la misma canción una y otra vez. Me ayuda a concentrarme, se transforma en un mantra y colorea mis ideas.

 

S.- Es complejo realizar un trabajo tan redondo sin extenderse más de la cuenta. ¿Cómo fue la labor en la sala de montaje? ¿Ha quedado fuera mucho material?

El proceso de edición se llevó a cabo durante un año, algo completamente inusual. Estuvimos editando por bloques y solo paramos cuando terminó la película. La postproducción de esta película fue un sueño hecho realidad. Así que cada encuadre, cada secuencia ha sido pensada cuidadosamente. Lo mismo para todo el material, a menudo excelente, que quedó excluido. 

 

La edición puede ser muy cruel. A veces, tienes que cortar una escena o un personaje completo, no porque no sea bueno, sino porque no encaja. A veces, algo muy interesante interfiere con el flujo de la película. Tienes que cortarlo. La película decide y tú, con tu editor, debes estar muy muy atenta a lo que te está diciendo. No es un proceso nada sencillo y en esto juega a tu favor el tiempo, si tienes la suerte de contar con él. Se ha dejado mucho material fuera, pero no me arrepiento de nada. Tuve suficiente tiempo para reflexionar sobre ello y tomar las mejores decisiones.

S.- Leo en tu biografía sobre tu paso por el programa de televisión La Course Destination Monde. Como admiradora del cine y la ficción quebequense me gustaría que nos explicaras qué significó este programa para los cineastas actuales de tu entorno. ¿Podrías explicar a grandes rasgos en qué consistía este programa y en qué te ha ayudado como cineasta en activo?

'La Course Destination Monde' fue un programa de televisión muy popular aquí en Quebec en las décadas de 1980 y 1990. Cada año, Radio-Canada enviaba a 8 jóvenes alrededor del mundo, con la única compañía de su cámara como compañera, durante 6 meses. Tuve la suerte de ser seleccionado en 1993-94. 

 

Teníamos que rodar y producir una película a la semana de unos 4 minutos de duración, escribir un plan de montaje en papel y encontrar la manera de enviarlo todo a Montreal en un tiempo limitado. Entonces no existían los ordenadores portátiles ni los teléfonos móviles ni internet. Solo podíamos comunicarnos por teléfonos fijos o por fax. Debíamos afrontar un desafío en tiempo record con la obligación de crear e imaginar desde nuestra soledad y el desconocimiento de los lugares que visitábamos, sin ninguna ayuda.

 

En 6 meses, hice de manera independiente, más de 22 películas en 20 países diferentes. Yo tenía 23 años, acababa de terminar mis estudios universitarios. Las últimas palabras de mi profesor de cine fueron: “La única manera de hacer cine es hacer cine”. ¡No podía haber sido mejor!  Este reto me ayudó a contar historias de diferentes maneras y aprendí a viajar. En los albores de mis 24 años, había viajado por todo el mundo filmando películas. Digamos que es un comienzo excepcional para una carrera como cineasta. Además, varios de nuestros cineastas de Quebec han participado en la Carrera: Denis Villeneuve (Incendies, Dune, Blade runner 2049), Philippe Falardeau (Profesor Lazhar, Mi año con Salinger), Robin Aubert (Los hambrientos), etc.… 

 

 

*Fotografías: Fabrice Gaetan

* Si estás en Pamplona el próximo 19 de agosto, no pierdas la oportunidad de vivir una gran experiencia en pantalla grande con Big Giant Wave.

* Invitaciones disponibles en https://www.eventbrite.es/e/entradas-sesion-niff-13-375936715837

Suscripción a la Newsletter Enviar