1285

{CULTURA / FOTOGRAFíA}

Alberto Schommer y el retrato psicológico

Procedente de la pintura y la publicidad, comenzó en 1955 a realizar sus primeras fotografías. Alberto Schommer (1928-2015) fue uno de los miembros destacados de la generación de fotógrafos españoles de la década de los años sesenta. El estilo fotográfico de Schommer lindaba con la percepción estética del neorrealismo italiano.

 

En 1969 inició su popular serie de Retratos Psicológicos (1969-1973), en los que se aleja de la austeridad de los grandes retratistas de la época, como Irving Penn y Richard Avedon, para construir ampulosas puestas en escena, en las que gustaba situar a sus modelos. Schommer recurre en estos retratos a un simbolismo barroco, "que le convierte de alguna manera en protagonista de sus retratos, al diseñar la escenografía, dirigir la pose y caracterizar a los personajes que se exponen a su mirada". Su trabajo fotográfico tu importante repercusión en las páginas de la prensa. "La serie de retratos convirtió a Schommer en un fotógrafo decididamente popular. Quienes conocieron bien su trabajo apreciaron siempre sus obras primeras, "las más despojadas y menos pretenciosas", que reunió en 2007 en el admirable libro 'Primera obra'.

 

Cuentan quienes le conocieron, que Alberto Schmmer fue siempre una persona inquieta cultural y creativamente, que no se conformaba con lo sencillo, que buscaba algo más. "Intentar trabajar lo difícil en el arte -escribió- con inquietud hasta el final". Fue su consigna a lo largo de toda su carrera.

Desde la Fundación que lleva su nombre, detallan que Schmmer se describía por encima de fotógrafo como artista y autor. La obra de Schommer, en apariencia clásica, rebosa experimentación. Sus 'Retratos Psicológicos' muestra una sociedad en plena ebullición y cambio, camino de los años 80. Ahí resaltan tres series fotográficas 'La iglesia española en Levitación', G'rupos Políticos', y 'El desmontaje del franquismo'. En sus últimos años, Alberto Schmmer regresó a la disciplina artística de sus orígenes, la pintura. Dicen que sus primeras fotos eran apoyos para sus cuadros. La pintura parecía su camino hasta que se trasladó animado por el director de la agencia Publicis. De Francia, cuentan, que regresó fotógrafo./SPOONFUL

 

 

Suscripción a la Newsletter Enviar