1341

{CULTURA / FOTOGRAFíA}

Duane Michals, el fotógrafo que retrató sus pensamientos

Filosófica y conceptual, así se define la fotografía de Duane Michals. Cuentan que la relación entre Michals (1932, Estados Unidos) y la fotografía surgió durante unas vacaciones en Rusia y que la falta de formación fotográfica tuvo, como consecuencia, un estilo personal de búsqueda desde una irrenunciable libertad creativa. El contacto con la cámara generó relación con su pasión por Balthus, Magritte y De Chirico -a los que retrató- que reflejan su atracción por el surrealismo y el inconsciente.

 

Para Duane Michals, la fotografía no tiene tanto que ver con la narración de un acontecimiento o la apariencia de las cosas -es decir con la realidad-, como con la expresión de un lenguaje poético y la revelación de los aspectos más profundos de la vida. Michals quiere fotografiar lo que permanece oculto en las personas. “Al contemplar mis fotografías -describe-, estás contemplando mis pensamientos”.

 

En 1958, en aquellas vacaciones en Rusia, ya se propuso retratar a todas las personas que se encontrara, lo que le creó problemas con el gobierno americano en plena tensión de la guerra fría. Aquella experiencia entre los sociológico y los psicológico propulso a Michals a dedicarse con intensidad a la fotografía. 

 

La primera serie fotográfica de Michals de importancia y reconocida fue ‘Empty New York’ (Nueva York vacío), inspirada en la obra del fotógrafo Eugène Atget. Michals documenta la ciudad vacía y silenciosa de un domingo por la mañana. “En el vacío encuentra la inspiración para escenificar sus futuras creaciones”.

Las secuencias fotográficas y los fototextos marcan, posteriormente, su estilo; en las primeras, juega con las convenciones ópticas como en ‘Alice’s Mirror’ (El espejo de Alicia) o en ‘Dr. Heisenberg’s Magic Mirror of Uncertainty’ (El espejo mágico de la incertidumbre del Dr. Heisenberg), y también imágenes más oscuras, como ‘The Return of the Prodigal Son’ (El retorno del hijo pródigo) o ‘The Bogeyman’ (El hombre del saco). A través de los fototextos, Michals añade frases a mano en el papel fotográfico a modo de complemento de lo que la imagen no muestra, pero que el fotógrafo entiende que debe de ser contado.

 

Por otro lado, Duane Michals ha desarrollado su trayectoria comercial, centrada en retratos por encargos de revistas, instituciones o particulares. Ha colaborado con revistas como Esquire, Vogue, Mademoiselle... y en la edición del trabajo gráfico de algunos discos musicales. Ha sido galardonado por su obra en Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia.

Duane Michals presentó su primera exposición en la Underground Gallery de Nueva York mostrando los retratos realizados en su viaje a Rusia. Retratos que gusta de llevar a cabo en su propio ambiente, lejos del estudio fotográfico. Hoy, sus fotografías se encuentran en las colecciones permanentes del Museo Metropolitano de Arte, el MOMA, el Museo J. Paul Getty, el Museo de Arte de Filadelfia, Moderna Museet, Estocolmo, Suecia; Museo Nacional de Arte Moderno de Kioto, Japón; National Gallery en Canberra, Australia; o el Museo de Israel en Jerusalén, entre otros./SPOONFUL

Suscripción a la Newsletter Enviar