2552

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

'El novelista', de Javier Jené

Hay varios motivos por los que uno se decide a leer un libro en concreto. Desde la curiosidad por la historia que se cuenta a los escenarios utilizados para ambientarla; desde los personajes que por ella transitan a quién es el autor. En esta ocasión, con ‘El novelista’ de Javier Jené, podríamos decir que mis motivos son una mezcla de todas esas posibles razones. Por un lado, ya había leído antes a Jené. Lo hice con su anterior obra, ‘El maldito orgullo de León Barcan’, y me pareció un autor interesante, con voz propia, identificable, cosa que no es habitual.  Por otro, el lugar escogido para situar la acción de la historia, que es Logroño, lo que me resultó atractivo. Durante muchos años fue mi casa. De hecho, mi novela ‘El ladrón de sueños’ está ambientada en esas mismas calles, si bien, muchos años antes. Y por último, la historia que se prometía contar en esta novela corta: un oscuro thriller sobre un psicópata de profesión novelista. ¿Por qué no?

 

‘El novelista’ transcurre a lo largo de un fin de semana en Logroño, donde un escritor con cierto éxito presenta su segunda novela; un trabajo que las críticas sitúan por debajo de su primera obra. Algo que su ego se niega admitir. El novelista recorrerá las calles de la ciudad como un turista más, cenará y beberá por las zonas más emblemáticas de la ciudad y en su vida se cruzará ‘La chica de ojos verdes’, una muchacha a la que dobla en edad y hacia la que siente una obsesiva atracción. Un encuentro que acarreará nefastas consecuencias para ambos.

Es una historia cruel. Mucho. Esa es la principal característica de esta novela. Cruel, dura, áspera, violenta… Si fuera una película, estaríamos viendo a Tarantino, Robert Rodríguez o, más cerca, pienso en Alex de la Iglesia, Librero o Paco Plaza. Está bien escrita y el personaje principal existe de tal forma dentro de las páginas que le llegas a odiar con toda tu alma. Es un tipo egocéntrico, vanidoso, soberbio, egoísta, interesado y, desde luego, un perturbado en toda regla. Mas, hay momentos en los que, por circunstancias de la historia, que no voy a desvelar, y por unos cuantos giros argumentales, dudas y te replanteas si esto o aquello es o era tal y como se describe. ¿Lo es?

 

La estructura es peculiar y convierte un thriller criminal, bajo el que Jené esconde una crítica a la autocomplacencia de la sociedad actual, en una historia de esas que te hacen torcer el gesto, inquietarte, porque lo que lees es incómodo. Muy incómodo, os lo aseguro. No es una historia apta para ‘blandos’ y tampoco para aquellos que requieran de un aviso o nota explicativa al margen que les aclare que lo que se narra en ‘El novelista’ es solo ficción y que, por ello, lo políticamente correcto no tiene cabida en estas páginas. Salta  por los aires de principio a fin. Lo hace en el lenguaje, en las circunstancias descritas, en las muertes que se narran, en los personajes… Y lo hace, sobre todo, en los pensamientos del novelista.

 

Una novela en verdad sorprendente que os animo a leer y que, además, cuenta con un turbador giro final. /Verónica García Peña, su última novela es 'La isla de las musas'

 

Reseñas anteriores:

 

‘El maldito orgullo de León Barcan’ (Javier Jené Gaspar)



Autor: Verónica García Peña

Suscripción a la Newsletter Enviar