2080

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

'La dama del lago', de Laura Lippman

Tengo sentimientos encontrados con esta novela. Me ha gustado, la he leído con avidez, su estructura es de esas que convierten un libro normal en algo diferente, especial, pero no he terminado de encontrarme cómoda con la protagonista principal, con Maddie, madre y esposa perfecta en el Baltimore de 1966, que de forma impulsiva decide dejarlo todo y convertirse en periodista.

 

Estas cosas, a veces, pasan. El libro te gusta, la trama, la estructura, otros personajes, pero la protagonista principal no termina de ser de tu gusto. ¿Qué hacer? Seguir leyendo y disfrutar del resto de la historia porque, oye, los demás se lo merecen. Hay en 'La dama del lago' personajes secundarios de lujo. Roba planos me gusta llamarlos. De esos que parecen no ser importantes, o no mucho en un principio, hasta que se comen las páginas.

 

Otro motivo para seguir leyendo es la forma en la que está narrada. Y no solo por la estructura, que es francamente envidiable y está muy bien construida —diferentes puntos de vista de un mismo hecho a través de diferentes voces. Hay más de veinte— sino por su prosa, muy cuidada. La historia, además, negra, inquietante e incluso angustiosa en algunas ocasiones, también invita a adentrarse en sus páginas.

Lippman lo hace bien. Crea una novela que es como una tela de araña. Te da y te quita pistas a través de las distintas voces y te coloca, no en pocas ocasiones, ante la duda. También retrata de una forma detallada la sociedad norteamericana de los años 60. La doble moral, la discriminación racial, el machismo y las diferencias de clase.

 

La mujer del lago es una historia aguda, que va más allá de la mera novela negra y está inspirada por un hecho real, la muerte sin resolver de Shirley Parker, que la propia Lippman vivió cuando era pequeña. Después, también como periodista. Una historia que le causó una gran impresión y que la llevó a preguntarse por el valor de una vida. ¿Cuánto vale?

 

Por todo ello, a pesar de mis reticencias con la protagonista principal, con Maddie Schwartz, —personaje, por otro lado, que la propia autora ha comentado en alguna entrevista que sabe que no causa adhesión entre los lectores— es un libro que merece la pena leerse. Tiene mucho para saborear. Baltimore y sus calles. Sus viejas costumbres. La Norteamérica de los 60. Blancos y negros. Muertes. Bares, chicas de compañía y política. Periodismo. Pobre y ricos. Mujeres y hombres. Y todo contado a muchas voces.

 

Sinopsis: Baltimore, 1966. Maddie, madre y esposa perfecta, decide una noche, de forma impulsiva, plantarlo todo y convertirse en periodista, dispuesta a cumplir sus sueños de juventud. Cuando el cuerpo de una joven aparece en un lago, Maddie ve la ocasión de hacerse un nombre y arrojar luz sobre este crimen, a pesar de la indiferencia general. Lo que no se imagina es la cantidad de problemas que causará al perseguir una historia que nadie quiere que cuente.

 

'La dama del lago' no es sólo un fascinante relato de una investigación criminalística, sino también la historia de dos mujeres que manifestaron su compromiso por luchar contra el destino que les había tocado en suerte, en la que se entremezclan el racismo, el sexismo y la lucha de clases en la América de los años sesenta./Verónica García Peña autora de 'La Isla de las Musas'



Autor: Verónica García Peña

Suscripción a la Newsletter Enviar