1691

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

'La oscuridad es un lugar'

‘La oscuridad es un lugar’, de Ariadna Castellarnau, es una antología de cuentos que nos introduce en un universo de fantasía oscura a través de historias que se mueven por el territorio de lo incierto y lo torcido, y que nos harán transitar por el lado más enlutado y tenebroso de las relaciones humanas, centrándose en la infancia y en las amenazas que la dañan.

 

El libro está compuesto por ocho relatos (‘La oscuridad es un lugar’, ‘Calipso’, ‘Marina Fun’, ‘De pronto un diluvio’, ‘Al mejor de todos nuestros hijos’, ‘Los chicos juegan en el jardín’, ‘La isla en el cielo’ y ‘El hombre del agua’) próximos al género fantástico o de terror a través de los cuales descubriremos qué se oculta, en muchas ocasiones, en lo más oscuro de nosotros mismos, en esas sombras que todos tenemos. Una obra inquietante en la que la autora logra, de una manera imperceptible, sin golpes chirriantes, trastornar el orden y la quietud de quien lee.

 

Recorreremos rincones grises, insondables en apariencia, donde habitan los monstruos y también aquellos deseos íntimos y vergonzantes que ocultamos, los miedos que nos atenazan y las fantasías que nos impulsan. Lugares plagados de, en realidad, sentimientos, acciones y pensamientos, sobre todo pensamientos, que son, objetivamente, más humanos y reales de lo que a veces estamos dispuestos a admitir. Una mirada turbadora sobre nuestro presente que fascina.

Ocho historias cortas que se leen en un suspiro, escritas de una manera natural —la prosa de Castellarnau es pura y eso es muy difícil de conseguir—, con finales, en su mayor parte, inesperados, macabros por momentos, oscuros y tenebrosos. Me ha gustado mucho y ha entrado a formar parte de mis libros del año. A veces me ha recordado, sobre todo en cuanto a la elección y desarrollo de los pensamientos libres de los personajes, a Marie Luise Kaschnitz y su particular universo retorcido de cuentos extraños en los que se esconde, si uno sabe leer entre líneas, un fiero realismo disfrazado de oscuridad y fantasía.

 

Sin duda, un muy buen libro. Los cuentos que más me han gustado han sido el que da título al libro, ‘La oscuridad es un lugar, por su impacto inicial; ‘Marina Fun’, que me ha fascinado y aún no tengo claro exactamente por qué. Quizá por su final, sorprendente, o por las descripciones de uno de los protagonistas, por su vida, no lo sé; y ‘La isla en el cielo’ que es una historia maravillosa sobre la perdida que llega muy hondo. Como os digo, un libro para degustar, disfrutar y sentir./Verónica García Peña, su última novela 'La isla de las musas' ya está en todas las librerías.



Autor: Verónica García Peña

Suscripción a la Newsletter Enviar