1318

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

'Los nombres epícenos', de Amélie Nothomb

El verano puede ser para obras largas, de muchas páginas, pero también para disfrutar de textos más breves. De cuentos, por ejemplo. Ese género maravilloso, cada vez más recuperado, que es, sin duda, una muy buena elección. Os aconsejo que probéis, si todavía no lo habéis hecho, a compaginar la novela larga con los cuentos. Es una combinación fantástica.

 

Así, hoy reseñamos un cuento que también podría considerarse, en realidad —de hecho para algunos así lo es—, novela corta, ya que son solo 120 páginas. Cuento o novela corta es una historia sobre el amor, el odio y la venganza que se lee de forma muy rápida.

 

‘Los nombres epicenos’ de Amélie Nothomb es un apetitoso relato en el que un hombre, de nombre epiceno, Claude, despliega un gran empeño en casarse con una mujer, también con nombre epiceno, Dominique, hasta que lo consigue. Después, su insistencia se centra en dejarla embarazada, sometiéndola a una extenuante disciplina sexual. Objetivo que, por supuesto, también logra. Así, tienen una hija a la que llama Épicène, tomado del título de una obra teatral de Ben Jonson –contemporáneo de Shakespeare– y que es también un nombre epiceno.

Sin embargo, en cuanto se produce el nacimiento del bebé, la obsesión procreadora del padre se torna indiferencia absoluta hacia su hija. Olvida el amor, da paso al odio y con ello, nace la venganza. Dos venganzas, en realidad. Una destinada a fracasar y otra que… Ya veremos.

 

Antes de continuar, os aclaro que los nombres epicenos son aquellos que, como el de los protagonistas de esta historia, Claude o Dominique, pueden utilizarse tanto en masculino como en femenino. (Aquí podéis encontrar ejemplos de sustantivos epicenos) 

 

Se trata, como os decía al comienzo, de un cuento o novela corta muy interesante, donde nos perdemos en los resentimientos del amor no correspondido. Una fábula nothombiana de gran belleza, cruel, es cierto, no se puede negar tal hecho, pero hermosa. Mucho. Narrada con un estilo poético muy cuidado, pero de fácil lectura —resulta fluida—, envuelve al lector con fuerza. Lo abraza y lo sumerge en un curioso mundo de intriga que crece en oscuridad a medida que leemos.

 

Un cuento inteligente de mucho talento en el que nos preguntamos hasta dónde puede llegar la venganza o el deseo de ella. También, trasladándonos  a la trama, convirtiéndonos en protagonistas, hasta dónde seriamos capaces de llegar nosotros. ¿Qué haríamos? Y todo provocado por ese amor no correspondido que se convierte en veneno y que el tiempo, en lugar de calmar, alienta y aviva como si fuera fuego. 

 

Una historia que os recomiendo leer, sin duda, con personajes a los que no mueve el amor sino el odio, escrita, además, con esa especial malevolencia de Amélie Nothomb./Verónica García Peña, su última novela 'La isla de las musas' ya está en todas las librerías. 'La isla de las musas'

 

 



Autor: Verónica García Peña

Suscripción a la Newsletter Enviar