1137

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

'Tierra inestable', de Claire Fuller

'Tierra Inestable', de Claire Fuller, es una obra que logra transmitir una sensación de tensión constante. Una historia angustiosa, también melancólica, que, con una prosa elegante y vívida, provocadora, trata la marginación rural que a día de hoy, en el siglo XXI, se puede llegar a dar con aquellos que no están adaptados a nuestro mundo tal y como lo conocemos.

 

Ganadora del ‘Costa novel Award 2021’ y finalista del ‘Women’s Prize for Fiction’, Fuller es una  de las mejores autoras británicas del momento por, entre otras cosas, su modo de construir personajes, de una gran complejidad. Personajes, curioso, con los que uno no termina de sentir una identificación, pero que, sin embargo, no puede dejar de seguir.  

 

Una novela que nos obliga olvidar la bucólica idea de la campiña inglesa; de sus pastoriles paseos y atardeceres; de su escuchar y contemplar la lluvia al calor del hogar para sustituirla por un ambiente opresivo, claustrofóbico en ocasiones, oscuro, sin esplendor ni belleza. El primor de la campiña se transforma en soledad, abandono y oscuridad. La oscuridad de dos almas, los gemelos protagonistas, Jeanie y Julius, que a sus 51 años, tras la muerte repentina de su madre, Dot, se ven lanzados al mundo sin los conocimientos adecuados para vivir en él. Un mundo alejado por completo del rural que ellos conocen, que se desmorona a cada página que pasamos y que transmite, además, el ilusorio socorro de una sociedad que no es consciente (tal vez no quiera serlo) de haberlos dejado atrás.

Personajes, por otra parte, cuyas luchas internas y emocionales por encontrar un nuevo caminar, hacen que el lector sufra tanto por las malas decisiones como por la inacción. Sí, creo que la inacción es lo que hace que mientras lees te den ganas de meterte de algún modo dentro de la historia, convertirte en un personaje, y gritarles. También ayudarles, claro. Necesitan ayuda. ¿La encuentran? No os lo voy a decir. No me gusta contar más de lo que se debe contar. Sí os diré que el camino es largo, duro y, en ocasiones, amargo. Demasiado amargo.

 

La sensación de agobio, de claustrofobia cuando uno se adentra en Tierra inestable, está muy bien conseguida y entiendo que es algo buscado desde el inicio por la autora. Fuller construye una atmósfera donde la tensión se acumula poco a poco, página a página, de un modo que pasa desapercibida al principio, pero que va creciendo a medida que avanza la novela. Captura la confusión de la vida y la traslada al sentir del que se asoma a la historia.

 

Una novela, en definitiva, que aborda temas como la familia, la pérdida y la supervivencia de un modo turbador y explora, con una belleza oscura y un argumento neurálgico, las consecuencias destructoras de la mentira, sobre todo si esta procede de la madre, de la figura venerada. Mentira que envuelve de fragilidad el hogar donde ya solo queda esperar que la resistencia gane al desamparo en un relato intenso y ciertamente amargo. Pero real. Es una novela, de verdad, muy recomendable.

 

Sinopsis: Los mellizos Jeanie y Julius tienen 51 años y viven con su madre, Dot, en una casa antigua en mitad de la campiña inglesa. Julius sobrevive gracias a empleos ocasionales; Jeanie apenas sabe leer ni escribir. No tienen internet, televisión ni cuentas bancarias. Ninguno de los dos tiene pareja. Tampoco tienen padre: murió cuando eran niños. Cultivan verduras en su huerto y, cuando cae la noche, tocan sus instrumentos y cantan juntos. Sobreviven con poco y no necesitan más: su casa es a la vez su armadura contra el mundo y su santuario. Pero cuando Dot muere de forma repentina, todas las cosas de las que siempre han prescindido pasan a ser indispensables. Jeanie y Julius se enfrentan a un mundo desconocido e inabarcable y, cuando los secretos de Dot comienzan a salir a la luz, todo lo que creían saber sobre sus vidas se desmorona.

 

Con sensibilidad e inteligencia, Claire Fuller compone un relato desgarrador sobre la pobreza rural en el siglo XXI. Sus personajes luchan por salir adelante en una sociedad que no es del todo consciente de haberlos dejado atrás./Verónica García Peña. Autora de 'La isla de las musas'



Autor: Verónica García Peña

Suscripción a la Newsletter Enviar